Designar beneficiarios en casas de bolsa y sociedades de inversión

¿Cómo designar beneficiarios?

La designación del beneficiario de los bienes invertidos en una sociedad de inversión o en una casa de bolsa es una de las estipulaciones con las que se debe tener más cuidado, toda vez que generalmente el beneficiario designado, podrá tomar posesión cuando el titular no pueda realizar aclaraciones sobre la disposición efectuada.

En el caso de los contratos de intermediación bursátil, comisión mercantil o de inversión (el nombre puede variar de una sociedad a otra) que celebran las personas físicas con las Distribuidoras de Sociedades de Inversión y con las Casas de Bolsa, los usuarios de estas instituciones, titulares de los derechos sobre el importe de la cuenta, pueden desde un inicio designar al beneficiario de las mismas.

Consideraciones importantes:

¿En dónde se establece la designación de los beneficiarios?

En el contrato que se celebre con las casas de bolsa (intermediación bursátil), el inversionista, titular de la cuenta, puede, desde el momento de la firma del contrato, establecer quien o quienes serán sus beneficiarios y que porcentaje le corresponderá a cada uno, así como también podrá cambiarlos por otros en cualquier momento.

¿Siempre se pueden nombrar beneficiarios?

Si, pero en el caso de las cuentas mancomunadas o solidarias (que dos o más personas sean las titulares de la cuenta), esta designación no surtirá efectos hasta que fallezcan los demás titulares de la cuenta, es decir, no se podrán recibir los beneficios, ya que el ser una cuenta mancomunada el titular y el cotitular son dueños del 100% de lo habido en la cuenta, y a falta de uno el otro queda como titular.

¿Cuándo puede el beneficiario tomar posesión?

A partir del momento en que se da el fallecimiento del titular de la cuenta, se puede proceder a solicitar lo habido en la cuenta.

¿Qué pasa en caso de concurso mercantil o quiebra del contratante?

Se entenderá que un comerciante entró en concurso mercantil, cuando incumple generalizadamente en el pago de sus obligaciones.

En el caso de concurso o quiebra, los bienes del comerciante se integran a la masa, para el pago de sus acreedores y por lo tanto ya no podrá disponer de los mismos, por lo que como consecuencia los beneficiarios ya no podrán tomar posesión de los mismos a menos que sea rehabilitado el comerciante y subsista la cuenta.

¿Hasta cuánto pueden cobrar los Beneficiarios?

La Ley del Mercado de Valores señala que los beneficiarios podrán recibir en caso de fallecimiento del titular de la cuenta, la cantidad que resulte mayor de estas dos opciones:

I. El equivalente a diez veces el salario mínimo general diario del Distrito Federal elevado al año, o

II. El equivalente al 50% del saldo registrado en la cuenta

En el caso de las sociedades de inversión, los beneficiarios recibirán:

I. El equivalente a veinte veces el salario mínimo general diario vigente en el Distrito Federal elevado al año, por sociedad de inversión, o

II. El equivalente al 75% del importe de las acciones que se mantuvieran en cada sociedad de inversión.

En ambos casos el beneficiario tendrá derecho de elegir la entrega de determinados valores registrados en la cuenta o el importe de su venta en bolsa, con sujeción a los límites señalados.

El excedente de las cantidades que estaban depositadas en la cuenta, las conserva la sociedad, hasta en tanto se resuelve quien es el nuevo titular, ya sea en virtud de una sucesión testamentaria o legítima, de acuerdo a lo establecido por la Ley.

¿Por qué el resto del dinero deberá entregarse según lo establece la legislación común?

Toda vez que la disposición hecha en un contrato privado no puede hacer prueba plena de que esa era la voluntad del titular del derecho o de que lo manifestado originalmente no fue alterado por una persona distinta con el fin de obtener un beneficio indebido; nuestras leyes prevén que la mayor parte de los bienes depositados ante una institución, sean entregados a los herederos debidamente establecidos.

Con este fin, nuestras leyes establecen dos formas de transmisión de la herencia:

1. Testamentaria: El testamento es un acto personalísimo otorgado ante un fedatario público, en el que consta fielmente la voluntad del testador, es decir, el titular de los bienes y derechos que va a transmitir después de su muerte.

2. La herencia legítima se tramita ante juez y procede: >

I.- Cuando no hay testamento, o el que se otorgó es nulo o perdió su validez.

II.- Cuando el testador no dispuso de todos sus bienes.

III.- Cuando no se cumpla la condición impuesta al heredero, siempre y cuando éstas obligaciones no vayan en contra de la ley, la naturaleza o las buenas costumbres.

IV.- Cuando el heredero muere antes del testador, repudia la herencia o pierde el derecho a heredar en los casos establecidos por la ley, si no se ha nombrado substituto.

Si el testador dispone legalmente sólo de una parte de sus bienes el resto de ellos forma parte de la masa hereditaria que se repartirá por sucesión legítima.

¿Quiénes pueden recibir la sucesión legítima?

a. Los descendientes, cónyuges, ascendientes (padres, abuelos), parientes colaterales (primos, tíos, sobrinos, hermanos) hasta el cuarto grado y la concubina o el concubinario.

b. A falta de los anteriores, la beneficencia pública.

Algunos tips de importancia

  • Es conveniente notificar al beneficiario, respecto de esta designación, para que llegado el momento del fallecimiento del titular, éstos pueda reclamar los derechos o bienes.
  • Si tu voluntad es que una persona reciba el total de tus bienes y derechos, esto solo sucederá si existe una disposición testamentaria que confirme esta voluntad, es decir, que designe a la misma persona como Beneficiario y Heredero Universal de todos sus bienes y derechos.
  • Al designar al beneficiario en un contrato, señala correctamente el nombre de la persona para que no existan confusiones en un futuro, que no le permitan tomar posesión de los bienes.

* Reserva matemática: Es aquel cálculo que realiza la empresa aseguradora entre las primas que emite y los riesgos que corre de que el siniestro se realice. Este tipo de reservas son exclusivas de los seguros de vida.

Av. Insurgentes Sur #762 Col. Del Valle México D.F. C.P 03100 - Tel. (55)5340 0999 y (01 800) 999 80 80 -Comentarios sobre este Sitio de InternetComentarios y Sugerencias sobre éste sitio

CONDUSEF, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2015 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD